Diástasis abdominal en Madrid. ESTA NO ES MI TRIPA®

Es común que después de dar a luz no reconozcamos nuestra tripa, o que cada vez que comamos o al final del día se hinche más de lo normal. A veces vemos el ombligo extraño o sensaciones raras en el abdomen. También puedes tener digestiones pesadas, inflamación y gases, dolor lumbar o pérdidas de orina.

Lo primordial aquí es que tú abdomen vuelva a ser funcional. Que vuelva a estar como antes de quedarte embarazada. Que vuelvas a estar a gusto contigo misma, volviendo a las actividades de tu vida ,incluyendo la deportiva.

Para ello hemos creado un programa fisioterápico para reducir la distancia entre los rectos abdominales ( cerrar esa diástasis) y hacer que tu abdomen vuelva a ser competente. Se llama : “ESTA NO ES MI TRIPA”
PROGRAMA ÉSTA NO ES MI TRIPA®

Valoraremos:

  • La tensegridad de tu línea alba.
  • Tu diafragma.
  • La activación de tu transverso, de tus oblicuos y tus rectos abdominales.
  • Sinergias o patologías a nivel abdomino-pélvico.
Lo que nos permitirá evaluar cómo se activa tu zona y diseñar la estrategia que defina lo que más te conviene. Nos enfocaremos en lo que realmente necesites trabajar.

Trabajaremos juntas en este método que consiste en 10 sesiones individuales con tu fisioterapeuta especialista en diástasis abdominal.

El programa consiste en una sesión semanal, ¡en 10 semanas estarás recuperada!

La diástasis abdominal o diástasis de rectos se define como la separación de los rectos abdominales a cualquier nivel (infraumbilical o/y umbilical o/y supraumbilical).

Se produce como consecuencia de un daño en el tejido conectivo, que en condiciones normales mantiene los rectos unidos entre sí. La diástasis es la distensión o incluso a veces microrrotura de la línea alba, línea central del abdomen.

La diástasis es un problema funcional y en muchas ocasiones estético, que no solo ocurre en el embarazo (aunque es este período de la vida de la mujer es donde aumenta el porcentaje de casos) Boissonnault y Blaschak (1988) observaron que el 27% de las mujeres presentaban diástasis en el 2º trimestre de embarazo y el 66% en el tercer trimestre. Hay diferentes condicionantes que pueden agravar o aumentar los factores de riesgo de sufrir una diástasis.

Las diástasis abdominales generan en nosotras tripas que no reconocemos.

A nivel ESTÉTICO vemos abdómenes muy prominentes, flácidos, descolgados, desconectadas, blanda…(estas son algunas de las características que nos contáis en consulta) a causa del bajo tono de la musculatura profunda del abdomen, como es el transverso. También observamos bultos o movimiento visceral a nivel de la línea alba.

A nivel FUNCIONAL, existe una gran relación entre la faja abdominal y la musculatura del suelo pélvico. La falta de tono en la musculatura abdominal profunda crea un cambio en la postura de la mujer y como consecuencia en la posición de las vísceras, originando problemas de suelo pélvico como la incontinencia urinaria, prolapsos, dolor lumbar, dolor púbico, problemas digestivos, etc.

Por lo que una diástasis no tratada, puede ocasionar a corto-medio plazo problemas de suelo pélvico como incontinencia urinaria, ya que las presiones ejercidas en la faja abdominal por causas diversas: cargar peso, tos, alergias, estreñimiento dirigen presiones hacia el periné y si nuestra faja abdominal no tiene el suficiente tono no va a poder soportar dicha fuerza. Por lo tanto, este aumento de presión se va a dirigir directamente al suelo pélvico, produciendo su debilidad y diferentes patologías.

En otras ocasiones, a medio-largo plazo, puede aparecer hernia umbilical o hernias viscerales, estas últimas están más relacionadas con embarazos múltiples y grandes diástasis.

¡Solicita tu cita hoy mismo!

Confía en nosotros, tenemos la competencia y la experiencia necesarios para ayudarte.